miércoles, 21 de mayo de 2014

Ruta por Atenas en 2 días



Atenas es la capital de Grecia y desde el segundo milenio antes de Cristo la Acrópolis de Atenas ya estaba habitada y fortificada. En la actualidad cuenta con más de 3 millones de habitantes y se ha convertido en una de las capitales europeas más visitadas. El centro de la ciudad es la Plaza Sintagma y desde aquí en un radio de menos de una hora se concentran los sitios más interesantes de la ciudad. La Acrópolis y el monte Lykavittós son las zonas más simbólicas de esta capital, a través de los cuales nos podemos orientar paseando por la ciudad. Esto y otras muchas cosas, la hacen una zona muy agradable para visitar a pie. 

Bajo la Acrópolis se encuentra la zona más comercial, un engranado de callejuelas donde podremos comprar recuerdos y productos típicos. Los museos son muy interesantes, aunque toda Atenas está llena de lo que podríamos denominar como arte callejero. Edificios y monumentos del imperio griego que encontraremos con tan solo abrir los ojos.

Sin duda, es una ciudad que a cualquiera sorprenderá y amará a partir de entonces, por su cultura, su historia, su gastronomía y su gente.

Si vienes a la ciudad a través de uno de los cientos de cruceros que desembarcan en el puerto de el Pireo, no te preocupes, podrás sacar la esencia de la ciudad con sólo un día. Te recomiendo la Acrópolis y un buen rato para pasear por sus calles y sus dos barrios más interesantes: Plaka y Psyrri.

Bienvenidos a Atenas, la cuna de la cultura occidental.



RUTA DE DOS DÍAS POR ATENAS


DÍA 1





1. La Acrópolis

La Acrópolis de Atenas
Si pensamos en Atenas, inmediatamente nos viene a la mente esta imagen y este lugar: la Acrópolis. Su nombre hace referencia, precisamente a lo que es, la parte más alta de la ciudad.
Un lugar mágico donde los haya. Cierto que para algunos es sólo piedras y ruinas, pero su imponencia, su historia y lo que deja entrever, es algo magnífico. Sin duda uno de los mejores sitios de Atenas, el cual no puedes parar de fotografiar. Una maravilla de día y sobre todo de noche, todo iluminado.


2. Erecteion

El Erecteion de la Acrópolis
Presente en todos los libros de historia del arte de nuestra infancia, este es sin duda uno de los templos más imponentes y magníficos de Atenas y de toda Grecia. Las esculturas de lago más de 2 metros de altura, que soportan la estructura (Cariátides) son copias ya que cinco de ellas están en el Museo Arqueológico de Atenas y la sexta en el Británico, como casi todo lo que falta en Grecia... En este lugar se dice que es donde Atenea y Poseidón tuvieron una pelea, conservándose una marca del tridente de este último, en una de las rocas. Curioso, verdad?




3. Partenón

El Partenón de la Acropolis de Atenas
El edificio símbolo de Atenas por excelencia. Es sin duda la excusa de todo el mundo para visitar la ciudad. El edificio más importante de Atenas.
Del año 447 a.c. es cierto que su estado de conservación es lamentable, sin embargo sus ruinas nos dejan entrever su magnificencia pasada. Este fue expoliado por invasores varios, pero sobre todo por los británicos, los cuales se llevaron la gran mayoría de objetos de valor y artísticos al Museo Británico.
Sus dimensiones son brutales: 69,5 m de largo, por 30,9 de ancho. Cuando estéis allí podréis sentir algo parecido a lo que sentirían los que se acercaran a este imponente edificio, en su época de máximo esplendor. 




4. Ágora

El Ágora de Atenas
“Ágora” en griego significa “plaza” y la plaza en el mundo helénico era el corazón de la ciudad donde se votaban las leyes, se elegían los magistrados públicos y se efectuaban las transacciones económicas. Atenas era una de las ciudades-estado más importantes de la Grecia clásica y, por tanto, su “ágora” sigue siendo uno de los lugares más hermosos del mundo antiguo. Se trata de un amplio espacio abierto, flanqueado por una acumulación de edificios públicos.  Se puede visitar el lugar de 8 a 19 horas, cualquier día de la semana. La entrada cuesta 12 euros (y da acceso a toda la Acrópolis), pero también cabe la posibilidad de que solo se acceda al museo de la Stoà (Pórticos) donde el precio se reduce a 4 euros.


5. Museo de la Acrópolis

El Museo de la Acrópolis
Este fue inaugurado en el año 2009 y como se puede observar es muuuy moderno. Si quieres profundizar algo más en la cultura artística helena, te lo recomiendo. Si no eres muy de museos, puedes prescindir de él.
Es considerado entre los más importantes del mundo a pesar de ser pequeño en comparación de otros museos que se encuentran en las capitales europeas. Cuenta con muestras temporales y permanentes. Entre sus muestras permanentes encontramos "la Galeria de las laderas de la Acrópolis", "la galería Arcaica", "la galería del Partenón", "Propylaia", "Atenas Nike" y el "Erechtheion"


6. Templo de Zeus

El Templo de Zeus de Atenas
Sólo quedan unas imponentes columnas, las cuales nos hacen pensar en lo que pudo ser en su día. Sin duda una de las maravillas del mundo antiguo. De hecho, el Templo de Zeus Olímpico fue durante todo el periodo helenístico y romano el mayor edificio religioso de la antigua Grecia.
Se conservan 16 columnas de las cuales solo 15 están actualmente en pie. Merece mucho la pena acercarse a verlo.
Para llegar, la estación de metro más cercana es la de la Acrópolis, aunque podéis ir tranquilamente dando un agradable paseo, a pesar de estar algo retirado.


7. Barrio de Plaka

El barrio de Plaka de Atenas
Este barrio es una de las cosas que más me sorprendieron de Atenas. Me encantó pasear por sus calles con espíritu mediterráneo. 
La Plaka es sin duda una de las zonas más bonitas de Atenas. Se encuentra en la ladera de la Acrópolis. Está llena de tiendas y restaurantes que hará las delicias de cualquiera de vosotros si vais con la intención de pasar un día de compras y ocio. El lugar principal de la Plaka es Adrianou Odos, que atraviesa el corazón del barrio y se ha convertido, junto con las calles de alrededor, en el más característico centro del corazón de Atenas con una alta intensidad turística. La Plaka es también apreciada por los turistas porque se pueden encontrar atisbos de la antigua y moderna Atenas, y sobre todo porque se encuentra lejos del caos de la metrópolis.


8. La Prisión de Sócrates

La prisión donde estuvo Sócrates en Atenas
Este es sin duda uno de los lugares menos conocidos por los turistas, pero muy curioso de ver.

Se trata de dos cuevas excavadas en la roca donde el famosos filósofo Sócrates pasó sus últimas horas tras ser condenado a muerte en el 399 a. C. O al menos, eso es lo que afirma la tradición, ya que no hay ninguna evidencia que corrobore que Sócrates estuvo en esta primitiva cárcel ática. Para argumentar su condena, quienes lo sentenciaron a la pena capital afirmaron que Sócrates había despreciado a los dioses y había contribuido a corromper a la juventud griega. El resto de la historia ya la sabemos todos... cicuta y más cicuta...





DÍA 2




1. Museo Arqueológico Nacional de Atenas

Museo arqueológico Nacional de Atenas
El Museo Arqueológico Nacional, además de ser el museo griego más grande es también considerado como uno de los más importantes del mundo. Sus colecciones de estatuas y restos arqueológicos incluyen más de 20.000 piezas. Para tener una idea del inmenso patrimonio cultural e histórico del Museo Arqueológico no es suficiente un único día de visita, pero si os pasa como me ocurrió a mi, y no tenéis el suficiente tiempo, al menos os recomiendo daros una vuelta rápida y poder contemplar alguna de sus mejores piezas. Destacan lsu colección Micénica (las máscaras de oro son impresionantes), tienen una colección de arte egipcio que no está nada mal, pero si habéis ido a Egipto ya, os la podéis saltar, aunque sea una de las más famosas del mundo, también merece la pena la colección de estatuas de arte griego. Lo más destacado del museo, sin embargo, son las increíbles esculturas de bronce, entre las que sobresale aquella que representa al dios de los mares Poseidón en el momento de lanzar un tridente.


2. Barrio de Monastiraki

El barrio Monastiraki de Atenas
Se trata de una zona “popular” con un gran encanto, que dispone de muchos cafés donde resulta muy agradable beber algo con vistas.
En Monastiraki, los domingos todas las tiendas están abiertas y podrás encontrar artículos de todas las clases y precios. Basta buscar bien para encontrar lo que quieras a precios interesantes. Las principales calles para las compras son Pandrossou Street y Adrianou Street.  Si pasas por allí en la hora de la comida no puedes olvidar probar el “suvlaki” (con o sin “pitta”), una brocheta de carne de cerdo cocinada en la parrilla.


3. Barrio de Psyrri

El barrio de Psyrri de Atenas
La zona de Psyrri, en un tiempo popular y reconocida casi exclusivamente por sus talleres de artesanos y por las muchas tiendas de ferretería que se podían encontrar a lo largo de sus calles, hoy en día es probablemente la zona más de moda y animada de todo el centro de Atenas. Se trata del lugar ideal dentro de la ciudad ateniense para todos aquellos que quieran alejarse de la infraestructura turística y disfrutar de la vida de Atenas en su estado más puro. Verás que su arquitectura es muy humilde, eso es porque antes era el barrio de la clase más baja de Atenas...


4. Templo de Hefesto

El templo de Hefesto de Atenas
¿No querías ver un templo griego tal cual era?. ¿bien conservado?, ¿imponente?, pues bien, aquí lo tienes. Y si, es el templo que verás a lo lejos desde la Acrópolis, y que te dirás... quiero ver ese templo que parece que está entero, jajaja.
Como dato curioso,  saber que este templo también es conocido por el público como “Theseion”, ya que en época de los bizantinos descansaban allí los restos del héroe Teseo.
El secreto de que se conserve tan bien? El haberse convertido en Iglesia en la época del cristianismo, siendo dedicado a San Jorge, siendo la iglesia empleada como lugar de sepultura en el siglo XIX para los europeos no ortodoxos.


5. Calle Ermou

La calle Ermou de Atenas
La calle Ermou es una de las más famosas de Atenas, donde se concentran la mayoría de las tiendas de las grandes firmas de la moda europea y mundial. Esta gran vía, una de las pocas completamente peatonales del centro de la ciudad, tiene más de un kilómetro de longitud, comenzando en Sintagma (de la Constitución) donde se encuentra el Palacio del Parlamento.
A medio camino de la calle está, perfectamente conservada, la iglesia bizantina Kapnikareas; está a su vez en una plaza que ensancha la calle Ermou y obliga a los peatones a rodear la iglesia por cualquiera de sus lados. Es probablemente la iglesia bizantina mejor conservada de Atenas


6. Catedral Metropolitana de la Anunciación

La Catedral Metropolitana de la Anunciación de Atenas
La Catedral Metropolitana de la Anunciación, o simplemente “Metrópolis”, es el principal edificio religioso de la ciudad de Atenas. Está situada en la Plaza Mitropoleos, prácticamente en pleno centro.
Merece la pena pasarse por ella y entrar para contemplar su decoración interior.
La Catedral es la sede del obispo de Atenas y se utiliza principalmente para ceremonias oficiales. En 1999 fue golpeada por un fuerte terremoto y desde ese momento fueron instalados soportes en hierro en su interior para protegerla.





7. Palacio del Parlamento y Plaza Sintagma

Palacio del Parlamento de Atenas
Hoy día por todos conocido tras los momentos de agitación popular durante la crisis de estos últimos años y la intervención de la llamada "troika" europea. A pesar de ello, es uno de los puntos centrales de Atenas y un lugar con mucho encanto.
El Palacio del Parlamento es uno de las construcciones más importantes de la historia de toda Grecia.  El edificio nació como un antiguo palacio real, construido por orden de Otto I de Baviera, y su estructura está situada prácticamente al lado del hermoso Jardín Nacional. Al pie de las escaleras que conducen a la columnata de entrada se encuentra el monumento al Soldado Desconocido, donde se puede asistir cada semana a la tradicional ceremonia del cambio de guardia. 


Cambio de guardia

Cambio de guardia en la plaza Sintagma de Atenas



















No hay que perderse por nada del mundo el Cambio de Guardia, donde los Evzones (los soldados griegos vestidos con los trajes típicos) lo realizan mediante una particular marcha. 

Con chaquetón azul egeo y destellos dorados, y calzas blancas representando la espuma del mar, que contrasta con las rodillas y sus adornos en color azabache, este es uno de los trajes más de gala, aunque pueden llevar otros muchos, dependiendo de la época del año, como el que he puesto en la fotografía. Además, el rojo sangre tiñe el "farión" del que cuelga una cola de caballo negra. Este es el fez o gorro de fieltro de origen otomano. Para completar la indumentaria de la guardia presidencial, destacan unos ruidosos zapatos carmesíes con borlas negras.

Se celebra cada domingo a las 11.00h de la mañana en su versión más solemne, aunque se puede ver cada hora, las 24 horas del día en una versión resumida.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada